Swami Satyananda Saraswati en México 2020-03-14T11:07:36+00:00

Project Description

Noticias

17 de octubre de 2013. México ha recibido a Swami Satyananda Saraswati con los brazos bien abiertos. Sus enseñanzas y presencia han impactado dulcemente en los corazones de muchas personas que lo esperaban con una gran sed de conocimiento. Algunas de ellas ya habían empezado a tener sueños donde se les aparecía Swamiji días antes de su llegada. Otros han sentido un intenso amor, shakti y sabiduría que les ha impulsado a crecer espiritualmente, a despertar en el camino hacia la divinidad y a cambiar profundamente algunos aspectos de sus vidas. Hemos visto lágrimas de amor y reconocimiento en muchas caras emocionadas delante de Swamiji, almas muy cercanas desde el primer día, con una sorprendente comunión espiritual. El programa de enseñanzas y seminarios ha sido intenso. Swamiji impartía unos seis programas a la semana en diferentes centros de México DF. Bastante gente ha tenido la suerte de participar en todas las actividades y de llevarse una gran transformación y expansión interna. Durante la estancia en México Swamiji ha impartido una serie de seminarios sobre los Yoga Sutras de Patañjali en Casa Shanti, un seminario intensivo sobre los Bhakti Sutras de Narada en Indra Yoga y diferentes satsangs y kirtans en Casa Mukti, Indra Yoga, Casa Ketsalkoatl y en el Ashram Videha Kshetra sobre temas como: la mente, la meditación, el Advaita Vedanta, la muerte, el camino espiritual, Shiva, la Diosa, Krishna, los diferentes tipos de yoga … Las enseñanzas de Guruji Satyananda en México concluyeron con un retiro sobre “Las bases tradicionales del yoga” en Tepoztlan y con un satsang de despedida en Casa Mukti. A continuación os ofrecemos algunas imágenes y frases representativas:

“Que tu vida sea una ofrenda constante a la Divinidad”.

“Cuando estás embriagado del Amor Divino eres independiente, eres libre, estás pleno en tu propia dicha. Este es el camino de la bhakti”.

“Todo lo que tiene nombre y forma es transitorio”.

“Divinizar nuestra vida. Cada segundo es sagrado y nuestra meta es moksha, la liberación”.

“Vuelve a ser lo que eres en tu esencia: absolutamente infinito y libre”.

“No debemos luchar ni con los gunas ni con la mente, si no amarlos, observarlos y tomar distancia”.

Montañas de Tepoztlan vistes desde “Tashirat”, lugar del retiro.

“En el proceso de la bhakti o devoción, primero surge la confianza, después la atracción y después la adoración”.

“Entonces surge un gran apego hacia el Amor Supremo y hacia la Divinidad”.

“¿Qué os pensáis que es un mahatma? Es una encarnación del Absoluto. No lo confundáis con su cuerpo ni personalidad. Es un otorgador de la Gracia Divina”.

“El devoto va llegando a una fusión que culmina con la unión con la Divinidad”.

“El amor divino, la bhakti, es el poderoso medio que hace que todo se mueva en el camino espiritual”.