Swami Muktananda

Baba_cat_advaitavidyaSwami Muktananda (1908-1982) nació en una pequeña localidad al sur de Mangalore (Karnataka). A los quince años tuvo un encuentro con Bhagavan Nityananda que despertó en él un intenso deseo de alcanzar la liberación. Al poco tiempo abandonó su hogar en busca de un guru que le guiara en su camino. El joven Muktananda vivió unos años con Sri Siddharudha Swami en su ashram de Hubli, donde estudió las distintas ramas del Yoga, el Vedanta, el Shivaismo, y donde recibió la iniciación en sannyasa (renunciación).
Posteriormente, Muktananda peregrinó por toda la India durante más de dieciocho años, viajando solo y con gran austeridad. Durante este periodo conoció a grandes maestros de los que recibió diversas enseñanzas, pero ninguna colmaba  el genuino anhelo de su corazón. Finalmente Sri Zipruanna, un mahatma de Maharastra,  le indicó que visitara a Bhagavan Nityananda en Ganeshpuri porque “allí encontraría  su tesoro”. Así fue como Muktananda volvió a encontrarse con Bhagavan Nityananda y lo reconoció como su guru.
Muktananda recicibió la iniciación (shaktipata) de su guru en 1947, y, siguiendo sus instrucciones, estuvo ocho años retirado cerca de Yeola llevando una intensa práctica de meditación.
En 1956  Bhagavan Nityananda le indicó que regresara a Ganeshpuri. Su discípulo había llegado a la plenitud del Conocimiento del Ser. Sri Nityananda le ofreció un lugar en Gavdevi, cerca de Ganeshpuri, y le pidió que residiera allí. Swami Muktananda siguió las indicaciones de su guru y el pequeño lugar fue creciendo hasta que se convirtió en el actual ashram Gurudev Siddha Peeth.
Baba Muktananda recibió repetidas invitaciones para viajar a occidente y emprendió tres giras mundiales entre 1970 y 1980, despertando la energía kundalini en innumerables buscadores por medio de shaktipat diksha (transmisión  o iniciación espiritual).
Hasta el último día de su vida guió a muchos aspirantes en el camino de la liberación. Su enseñanza básica era: “Honra a tu propio ser, adora a tu propio ser. Medita en tu propio ser. Dios vive dentro de ti como tú mismo”.
Swami Muktananda abandonó el cuerpo el 2 de octubre de 1982. Dejó tras de sí a dos sucesores, así como varios swamis y discípulos que han seguido transmitiendo las bendiciones y enseñanzas de este linaje por todo el mundo. Entre sus discípulos directos se encuentra Swami Satyananda Saraswati.